PEREGRINAS DE MONTAÑA

The Way of Perfection

Collado CABRÓN

Deja un comentario

icono

 

09 octubre 2016

Nuria, Yola, Loli, Paca, Inma y Maribel

Bueno, con la excursión de la Laguna Grande, ya tuvisteis un primer contacto montañero y llegó el momento de que descubráis la joya de la corona, nuestra querida y singular Pedriza, una concentración granítica de dimensiones desproporcionadas (la segunda más extensa de Europa), que aflora por la vertiente sur del cordal de Cuerda Larga, creando formaciones y rincones de diseño. Es un terreno duro y difícil de andar, pero una vez que los caminantes la descubren, suelen ‘enamorarse’ y deciden que merece la pena emplear un poco de esfuerzo para ir recorriéndola poco a poco, tarea que puede llevar años, por la gran cantidad de senderos y recovecos que alberga.

Hoy empezareis por una caminata recia y bonita, que apenas se aproxima a los grandes y llamativos canchales, pero que servirá muy bien como iniciación y test, ya que no tiene la dureza ni las complicaciones de orientación de la mayoría de las rutas pedriceras. Si os gusta, despierta vuestra curiosidad y predisposición hacia el esfuerzo, ya iremos a más y nos internaremos en ella. Os prometo que no os decepcionará.

La Pedriza forma parte del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, sometido a restricciones fuertes, que con la llegada del Parque Nacional, cada vez van a más. Esto ha hecho que las posibilidades para aparcar sean cada vez menores, obligando a madrugar un poco. En verano es casi imposible encontrar sitio (cierran el acceso cuando se cubren las plazas), pero ahora en otoño yo creo que si llegáis sobre las 8:00, pasareis sin demasiados problemas.

Debéis ir por la carretera de Colmenar (pasado Colmenar, tomar la salida M-609 hacia Soto del Real/Miraflores. Pasada la cárcel de Soto, hay una rotonda y hay que tomar la segunda salida dirección M-608. Continuar por un montón de rotondas sin dejar la M-608) hacia el pueblo de Manzanares el Real, al que no entraréis, manteniéndoos por la carretera que lo bordea, pasando junto a una gasolinera y dejando el famoso castillo a vuestra derecha. Casi a la salida del pueblo, llegaréis a una rotonda que seguiréis de frente y tras ella, tras apenas un centenar de metros, veréis un cartel que indica el desvío hacia la carreterilla que lleva a La Pedriza, el cual tomaréis.

Esta carreterita deja algunos chalets a derecha, alguna zona de monta a caballo a izquierdas y tras una curva también a izquierdas, pasa junto al centro de interpretación y llega a la entrada, con un paso canadiense y una barrera, que cuando hay mucha afluencia de coches controla un guarda, que desvía al exceso a una zona de parking que hay allí mismo.

 

Vosotras debéis madrugar para pasar esa barrera, tras la cual, subiréis un bonito puertecito (tranquilas, es corto), en cuyo alto, en el punto conocido como Quebrantaherraduras, tendréis unas vistas espectaculares de los principales cantos de la Pedriza: El Yelmo, El Pájaro, La Tortuga, Las Torres, etc. Descenderéis el puerto (atención a un par de curvas cerradas), y llegaréis a un desvío a mano derecha que da acceso a una zona con un par de chiringos y parking de tierra, es el lugar conocido como Canto Cochino, y ahí dejareis el coche.

En el parking de Canto Cochino está el Kiosco Torrero, abierto sábados y domingos de 08:15 – 22:00h.

La ruta comienza siguiendo desde ese parking hacia abajo, por una cuesta de asfalto que lleva a un puente de madera que cruza el alto Manzanares. Tras cruzar, os topareis con una cerca y torceréis hacia la izquierda, dejando la cerca a vuestra derecha durante unos metros. Al esquinar la cerca, llegaréis al único punto de toda la ruta que puede presentar confusión, ya que se forma una explanada de bosque sin caminos muy definidos. Si tomáseis hacia la derecha, iríais al refugio Giner, pero no. Si tomáseis muy hacia la izquierda, iríais junto al río, pero tampoco. Vosotras tenéis que tirar un poco de frente, pero sin enfilar muy hacia arriba, ya que iríais al collado Cabrón, sí.., pero por un camino muy duro y malo, el que llaman Cancho de los Muertos y que debéis evitar. Vosotras de frente pero con ligera tendencia a izquierdas y poco a poco el camino se irá definiendo. Por allí suele haber muchos caminantes, no dudéis en preguntar si no lo veis claro. Una vez que hiléis bien el sendero, ya será mucho más fácil, primero va faldeando con algunas curvas e inclinaciones, seguidas de tramos más llanos, hasta que en un momento determinado empieza a subir con decisión, internándose en el bosque y formando zetas, siempre en subida, pero con un firme fácil y cómodo hasta el mismo collado Cabrón, punto de cruce de varios caminos que ‘invitan’. El sitio es perfecto para hacer una buena parada y tomar un pequeño bocado.

mapa

(En este mini-plano, nuestra ruta es la que está marcada en verde. Distancia. 7 km. Desnivel: 250 metros. No hay fuentes en toda la excursión. Llevar suficiente agua.)

Ya no queda más subida. Veréis que se forma un cruce de caminos y vosotras debéis seguir el de frente, que baja con inclinación y decisión por la vertiente contraria a la que habéis subido. Es una bajada píndia pero franca, evitad los atajos que se forman para recortar las zetas, cargan mucho las piernas y recortan un recorrido que no apetece terminar. Una vez que lleguéis al llano, el sendero se juntará con uno ancho en el que normalmente se ve bastante gente que va y viene, es el principal de la Pedriza, el conocido como La Autopista.

Si quisieseis visitar el refugio Giner, deberíais cogerlo hacia vuestra izquierda y tras un pequeño tramo, cruzar el pequeño arroyo (Arroyo de los Poyos), por un puente de madera, tras el cual ya avistaríais el refugio. Es guardado y normalmente tiene cerves frescas.

Pero si hubieseis tenido bastante, al llegar a la Autopista, tiraríais a vuestra derecha caminando ya siempre por ella, caminazo pedregoso pero cómodo y bonito, que sin pérdida lleva al punto de inicio: puente de madera y tras él, el coche.

Es muy recomendable rehidratar con una buena cerveza con limón en uno de los chiringos, y si hace bueno, sentarse en su terraza (dentro también se está bien) y zamparse unos huevos fritos con patatas en plan guarrete, que después de la excursión, saben a gloria bendita.

En fin, ahí os dejo el mejor mapa de la Pedri que conozco, si os fijáis bien, veréis toda la ruta. http://blog.josetxu.com/mapa-interactivo-de-la-pedriza/

Disfrutadla, aunque yo espero que no os guste, porque si así fuera, me obligaríais a acompañaros para descubrir alguno de los rincones mágicos que tiene este precioso laberinto de roca.

Bss…

<Ra no pudo venir a esta ruta, así que no disponemos de los datos de su reloj… 😦  >

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s